Conoce todos los tips para el cuidado de tus velas

1. Permite que la cera derretida se acumule.

Experimentarás un mejor quemado si mantienes prendida tu vela durante 3-4 horas. Para las velas Ellipse, con tecnología Hearthwick Flame, enciende la mecha en un extremo y deja que la llama fluya con naturalidad hasta el otro extremo.
Asegúrate que la cera se ha derretido tocando el borde del bote antes de apagarla – esto puede tardar entre 30- 60 minutos. Dejar que la cera derretida se acumule evitará que no se forme el “efecto túnel” o que la cera se aglomere en los bordes del recipiente.
La altura de la llama puede variar y, ocasionalmente, puede parecer que se extinga, pero esto es normal. Incluso si experimentas una llama disminuida, continuará quemando y la altura de la llama regresará.

2. Mantén la vela a la vista y lejos de las corrientes de aire.

Coloca siempre la vela en una superficie llana, resistente al calor y asegúrate de mantenerla lejos del alcance de los niños, mascotas, materiales inflamables y otras fuentes de calor.

3. No muevas o sujetes nunca la vela mientras está encendida o la cera esté caliente.

Para tu seguridad, solo mueve la vela una vez la llama esté apagada y la cera completamente fría.

4. Cuándo recortar la mecha.

En las velas Hourglass es recomendable recortar la mecha 6mm antes de cada uso. Dado el diseño de las velas Ellipse, no es necesario recortar la mecha. La única excepción es cuando la mecha excede los 25mm o la vela empieza a humear.
Si necesitas recortar la mecha, apágala cuidadosamente, deja que se enfríe y recorta la mecha unos 6mm rompiendo delicadamente los bordes quemados con un trapo o una servilleta de papel.

5. Descubre cuando decir adiós.

Cuando quedan, aproximadamente, unos 6mm de cera al final del recipiente, es el momento de dejar de usar tu vela. Extínguela y recicla el bote de acuerdo con las normas locales de reciclaje o dándole una segunda vida.

6. Cómo retirar la cera sobrante del bote.

Si deseas darle una segunda vida al bote te mostramos cómo retirar la cera sobrante para que quede limpio.

Introduce el bote en el congelador, el frío hace que la cera se endurezca y se encoja facilitando su eliminación. Usa un cuchillo de punta redonda o una cuchara para extraer la cera sobrante. Limpia el envase con agua y jabón.